Make your own free website on Tripod.com

Perú: cambios en la Conferencia Episcopal

Perú-Ecuador: misas por la paz

Brasil: contra el plan económico

Trinidad y Tobago: Contra la pobreza

 

 

 

 

 PERU

Delegados de las 51 jurisdicciones eclesiásticas se reunieron en la 78ª Asamblea Anual de Obispos del Perú a inicios de febrero, que en esta oportunidad contó también con la participación de delegados del clero, quienes redactaron un documento eclesial revisado por los obispos, con sugerencias para colaborar con la formación permanente del clero y enfrentar los diversos problemas de la vida sacerdotal en el ámbito económico, de identidad sacerdotal y con respecto a la situación de aislamiento que sufren algunas pequeñas comunidades sacerdotales. A ello se agregó el tema de la seguridad social y el seguro social para los sacerdotes.

Entre los otros temas tratados, se hizo notoria la preocupación de los obispos respecto de la conservación del valioso patrimonio cultural de la Iglesia, ya que con el paso de los años se han perdido muchas de las obras de arte de apreciable valor que lo conforman a causa de robos sacrílegos.

Otro importante tema fue el de la campaña de reducción de la deuda externa, la que seguirá siendo apoyada intensamente por la Iglesia.

El tema de familia también fue abordado, con los problemas por los que atraviesa la pastoral familiar, especialmente en lo referente a la cuestión de las políticas de población, la situación irregular de muchas familias incompletas, la de las madres solteras y las de los niños abandonados. La pastoral penitenciaria y la ayuda los daminificados por el terremoto en Colombia, completaron el temario de la Asamblea.

La reunión terminó con la elección del presidente y del secretario general de la Conferencia Episcopal que recayó, respectivamente, en monseñor Luis Armando Bambarén, sj, obispo de Chimbote, y monseñor Miguel Irízar Campos, cp, obispo del Callao. (Zenit) 

 

PERU-ECUADOR

Arzobispos de Quito y Lima celebran misas por la paz

 

Los arzobispos de Quito y Lima intercambiaron sedes y oficiaron sendas misas de agradecimiento a Dios por los acuerdos de paz entre Ecuador y Perú que firmaron los respectivos presidentes en Brasilia hace poco más de un mes.

El arzobispo de Quito, Antonio González Zumarraga, celebró la misa en la catedral de Lima; mientras que en Quito, en la iglesia de La Dolorosa del colegio San Gabriel, hizo lo mismo el arzobispo de Lima, cardenal Augusto Vargas Alzamora. Ambos oficios se celebraron contando con la con la asistencia de altas autoridades de los respectivos gobiernos, y en el caso de Quito estuvo presente el presidente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Michel Camdessus, quien realizaba una visita a Ecuador.

«La paz es más que la justicia, porque se logra asegurando el bienestar de las personas y la comunicación espontánea de los hombres y sus riquezas intelectuales y espirituales. La paz es fruto del amor y regalo de Dios», declaró en su homilía monseñor González Zumarraga.

En Quito, el cardenal Vargas Alzamora dijo que «quienes trabajan por la paz entre los dos países son los verdaderos hijos de Dios».

Los acuerdos de paz, suscritos por los presidentes Alberto Fujimori, de Perú, y Jamil Mahuad, de Ecuador, el 26 de octubre último, ponen fin a 50 años de enfrentamientos entre las dos naciones por cuestiones de límites, pero deben ser ratificados por los congresos de ambas repúblicas.

El parlamento peruano ya aprobó dos de estos cinco tratados, los de integración fronteriza y comercio y libre navegación por el río Amazonas, pero con la salvedad de que sólo entrarán en vigencia cuando el Congreso de Ecuador apruebe el tratado de límites. (ALC)

 

 

 

BRASIL

Contra el plan económico

Monseñor Jayme Chemello, presidente de la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil, criticó enérgicamente el plan de austeridad presentando por el Gobierno para equilibrar el presupuesto.

«No tenemos el derecho de sacrificar al pueblo en favor de proyectos extranjeros», manifestó Chemello en referencia a los acuerdos del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional.

Desde su reelección el cuatro de octubre, el presidente Fernando Henrique Cardoso ha estado afinando un plan económico para lograr un superávit de 19.9 millardos de dólares en 1999 vía el aumento de los impuestos, despidos masivos en el sector estatal, y el recorte a ocho millardos de dólares del presupuesto.

A cambio, el FMI, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Gobierno de EE.UU. otorgarán un megacrédito de 35 millardos, el más grande que se ha otorgado jamás.

Brasil, cuya economía de 700 millardos es la novena del mundo, se ha visto seriamente afectado por la crisis financiera que golpea a Asia y Rusia. El crédito será utilizado para apuntalar el sistema bancario, que ha sufrido enormes pérdidas. (NA)

 

 

TRINIDAD Y TOBAGO

Contra la pobreza

Aunque un informe de la ONU lo identifica como el país emergente con el más bajo nivel de pobreza, Trinidad y Tobago ha lanzado una nueva estrategia para eliminar la pobreza consistente en integrar operaciones de organizaciones no gubernamentales, comunidades y grupos que trabajan en ese campo.

La estrategia «tiene un potencial tremendo, pero su ejecución va a tomar tiempo mientras logramos involucrar a otros sectores», dijo Donna Mae Knitht, de la Unidad de Procesos de Cambio del Grupo de Construcción de Equidad y Erradicación de la Pobreza.

Aunque Knitht admitió que hay obstáculos, una vez que los grupos superen sus diferencias el programa beneficiará a todos aquéllos que viven debajo de la línea de pobreza, que significa en Trinidad y Tobago un ingreso familiar mensual de 95 dólares.

«El proyecto es que se involucre a todo el mundo, incluyendo las comunidades», explicó.

Sterling Belgrove, de Rose Foundation, manifestó que su organización ha ayudado a los pobres a formar empresas, tales como agencias de seguridad y otras compañías de servicios. «En un caso, un hombre que vivía en las calles tiene su propia empresa con cuatro trabajadores», añadió.

No obstante, algunos estudios muestran que la pobreza se está incrementando entre los más viejos y en hogares encabezados por mujeres.